¿Cómo elegir un libro para un niñ@?

 

Niño leyendo un libro
Fuente: Foto de SayLuiiiis en Flickr

Quizá niñ@ y lectura son palabras que no combinan demasiado bien. Ya sabemos que a los niñ@s les encanta moverse, curiosear, trastear y todos aquellos verbos relacionados con el movimiento. Por el contrario, leer es una actividad sin movimiento, excepto para pasar las páginas del libro.

Nosotros pensamos que niñ@ y libro no son incompatibles y por eso queremos animaros a regalar libros a los niñ@s. Nos parece que la lectura puede ser una actividad divertida y muy entretenida para toda la familia.

Dependiendo de la edad del niñ@ habremos de enfocarlo de una manera u otra, ya que si son muy pequeños necesitarán que les guiemos y acompañemos y según vayan adquiriendo soltura con la lectura irán siendo más independientes. NUNCA DEBE TOMARSE COMO UNA OBLIGACIÓN, sino como algo divertido que ayuda a pasar un buen rato.

La lectura aporta muchos beneficios, tanto para los adultos como para los niños. No vamos a entrar a enumerarlos, pero sí queremos remarcar que la lectura ayuda a aprender vocabulario, a conocer cómo viven otras personas, cómo es el mundo, cuál es nuestra historia, etc. Además en el caso de los niñ@s nos ayuda a hablar con ellos, saber qué piensan y qué sienten, ya que los libros reflejan actividades y hechos de la vida cotidiana. Es una buena herramienta para evaluar cómo ve el niñ@ el mundo que le rodea.

Sigue leyendo

Archivar documentos, pero ¿CÓMO?

¿Cómo debemos colocar los libros y documentos en las baldas? ¿En vertical o apilados horizontalmente? ¿Da lo mismo colocar un libro pequeño junto a dos grandes? A continuación vamos a intentar contestar a estas y otras preguntas sobre la instalación de los documentos y libros en las estanterias.

   

Buenas prácticas en la instalación de los libros:

  • Deben colocarse en posición vertical, es decir, sin quedar inclinados, para evitar que se deformen. Sabemos que mantenerlos en esta posición no es nada sencillo, ya que la gravedad juega en nuestra contra.
  • Un truco para evitar que se inclinen es llenar los estantes, pero siempre dejando espacio suficiente para poderlos retirar sin dañarlos y sin pelearnos con ellos. Otra opción puede ser el uso de soportes. Estos soportes deben tener superficies lisas y bordes anchos para evitar que las encuadernaciones se desgasten y que las hojas se rasguen o plieguen.
  •  
    Libros con soportes

    Sigue leyendo

Archivar documentos, pero ¿DÓNDE?


Libros apilados en horizontal sobre una estanteria

Una buena planificación en la instalación y almacenamiento nos ayudará a optimizar el espacio disponible y a minimizar el deterioro de los documentos. Una buena práctica es ubicar los documentos más consultados en zonas accesibles y “cómodas” para el documento y para el personal que tiene que consultarlo. Entre los daños más comunes que se pueden producir destacan: desgaste, abrasión, suciedad, rasgado y doblado.

Un aspecto importante a la hora de hablar de estanterías y muebles para guardar documentación es el de la aireación.
Sigue leyendo

Cómo proteger los documentos físicos

 

¿Cómo podemos proteger a nuestros documentos del deterioro producido por el paso del tiempo? ¿Realmente podemos lograrlo? Todos sabemos que nada dura eternamente, pero, poniendo nuestro granito de arena, que podemos conseguir que los documentos que custodiamos se mantengan en buen estado durante un largo periodo de tiempo.

El empleo de contenedores (cajas, sobres, fundas, etc.) es un método muy eficaz a largo plazo para proteger físicamente los documentos. Entre sus beneficios destacan:

  • Reducen las variaciones de humedad.
  • Impiden el paso del polvo.
  • Eliminan por completo la luz.
  • Los que son transparentes permiten consultar el documento sin manipularlo directamente.
  • Constituyen un almacenamiento seguro para los documentos de gran tamaño.

Las características fundamentales que debe presentar un contenedor son: resistencia, durabilidad y brindar protección.

 

Sigue leyendo

Manipular y Transportar los documentos sin dañarlos

¿Manejamos correctamente los documentos y los libros? ¿Los trasladamos desde el depósito a las salas de consulta de una manera segura? Ya sabemos que la manipulación y el transporte normal de las obras gráficas favorece su deterioro, pero si encima estas acciones se realizan de forma brusca y descuidada el daño será aún mayor. El descuido, la desorganización y el amontonamiento producen daños en los fondos que son fácilmente evitables.

Tanto la manipulación como el transporte de documentos y libros son tareas cotidianas en archivos y bibliotecas, por lo que resulta importante tenerlas en cuenta dentro de la Conservación. Resulta muy útil contar con unos procedimientos escritos y ratificados por los trabajadores y la dirección del centro para minimizar los posibles daños que se puedan producir durante la manipulación y transporte. Además estos procedimientos también nos ayudarán a garantizar la seguridad de los trabajadores y usuarios.

Sigue leyendo

¿Cómo podemos organizar los documentos de apoyo informativo?

  

¿Que hacemos con la publicidad y catálogos de proveedores que nos llegan? ¿Y con la legislación que atañe a nuestras actividades? Una vez consultadas y revisadas, ¿debemos conservarlas indefinidamente junto a nuestros documentos? O por el contrario, ¿las tiramos?
En este post queremos plantearos algunas sugerencias para el tratamiento documental de algunos de estos materiales. Se trata de tenerlos bien organizados y ordenados para poder localizar rápidamente la información que necesitamos.

Sigue leyendo

Campaña europea para regular la lectura electrónica en las bibliotecas

 

“El derecho a leer en electrónico” es la campaña que esta preparando EBLIDA para el día 23 de abril de 2014, coincidiendo con el Día internacional del Libro y el Día Internacional del Copyright. Para los que no conozcáis a EBLIDA os diremos que es la Federación Europea de Asociaciones de Bibliotecas, Información y Documentación. Si queréis saber más sobre ella podéis, consultar su pagina web.

Con esta campaña se busca concienciar, a los ciudadanos europeos en general y a los políticos europeos en particular, sobre las dificultades que están teniendo las bibliotecas para poder ofrecer libros en formato electrónico a sus usuarios. Se considera necesario aprobar una nueva ley sobre propiedad intelectual que garantice el acceso público a la información electrónica a través de las bibliotecas de la Unión Europea, respetando los derechos de sus autores y a un precio razonable, tal y como se viene realizando con los libros en soporte papel.

Sigue leyendo