¿Cómo crear una estrategia de contenidos eficaz?

En archivos, bibliotecas y centros de documentación es muy importante la difusión de la información que custodiamos. Una buena manera de hacerlo es a través de blogs y redes sociales, ya que esto nos permite llegar a un publico más amplio.

Como en cualquier otro ámbito, a la hora de publicar en blogs y redes sociales también es conveniente realizar una planificación previa sobre los contenidos que vamos a publicar. Ello nos ayudará a ser más efectivos y a aprovechar mejor los recursos de los que disponemos.

Por ello en este post quiero hablarte sobre cómo crear una estrategia de contenidos eficaz.

Leer más

Claves para ejecutar una buena búsqueda de información

Los archiveros, bibliotecarios y documentalistas organizamos y tratamos los distintos tipos de documentos con el fin de garantizar su posterior localización y el uso de la información que contienen.

Por ello una de nuestras tareas fundamentales es la búsqueda de información, en la que hacemos de intermediarios entre el usuario y la información que necesita.

El usuario acude a nosotros porque necesita ayuda para localizar la información que precisa. Por lo que nosotros debemos ser capaces de planificar y definir la estrategia de búsqueda con ayuda del propio usuario.

 

Claves para una eficaz busqueda de informacion - Dokutekana

Leer más

Tips para mejorar la conservación de fotografías

Como ya hemos comentado en otras ocasiones en las que hemos hablado sobre la conservación de documentos y libros en archivos y bibliotecas, el principal objetivo de la conservación es minimizar el deterioro de los documentos para lograr que perduren el máximo tiempo posible.

En este post encontrarás algunas recomendaciones para alargar la vida de las colecciones fotográficas, aplicando buenas practicas a la hora de almacenarlas y manipularlas.

 

Conservacion preventiva de fotografias

 
Leer más

Libros, bibliotecas y prensa en el siglo XVIII

Seguimos con los posts dedicados a la historia del libro. En esta ocasión nos toca acercarnos al siglo XVIII.

El siglo XVIII es también conocido como el siglo de las luces, ya que surgen movimientos culturales y filosóficos que buscan avanzar en el conocimiento humano y cambiar el antiguo régimen. Entre estos movimientos destacan la Ilustración y el Enciclopedismo.

Pero este siglo también se conoce como el siglo de las revoluciones, ya que es en esta época cuando tienen lugar la revolución estadounidense, la revolución francesa y la revolución industrial en Inglaterra.

En este post trataremos el sector de los libros, bibliotecas y prensa en el siglo XVIII. Además examinaremos una obra que causó gran controversia en aquella época: la Enciclopedia Francesa.

Leer más

El libro y la prensa en el siglo XVII

En este post vamos abordar la situación del libro y las bibliotecas en el siglo XVII. Siglo en el que también cobran importancia las publicaciones periódicas.

 

EL SECTOR DEL LIBRO EN EL SIGLO XVII

En el siglo XVII continua la censura de los gobernantes sobre la difusión y producción de libros. A  lo que hay que añadir fuertes impuestos sobre el papel y los libros importados.

En esta centuria disminuye la producción de libros clásicos y de autores medievales. También se producen menos libros religiosos, aun así los libros sobre temas religiosos constituyen las tres cuartas partes de la producción total de libros.

Además destacan y cobran importancia los libros escritos en lenguas vernáculas, tanto los destinados a las literaturas modernas y nacionales, que tienen en esta época su momento de máximo esplendor, como los destinados a la producción científica. También ganan terreno las obras que describen cómo es la vida en otros países y culturas.

Uno de los aspectos más negativos es la mala calidad de las impresiones, comparadas con el siglo anterior y con siglos posteriores. Lo que se traduce en que los libros se imprimen en mal papel, con tipos desgastados, están mal entintados y contienen muchas erratas.

Solamente las ediciones lujosas encargadas por los nobles, la Iglesia y los reyes se salvan de esta mala calidad.

 
Leer mas

¿Cómo organizar la biblioteca de tu empresa?

 

Todas las empresas por pequeñas que sean cuentan con recursos y materiales para poder crear su propia biblioteca.

¡Ojo! Cuando hablamos de una biblioteca, nos referimos a una colección ordenada, y no a un monton de libros, revistas, enciclopedias y otros materiales bibliograficos colocados en estanterias sin ningun orden ni control.

 

Materiales para formar una biblioteca

 

¿No te gustaría que tu empresa contase con una biblioteca que reuniese todos los materiales bibliograficos en un unico lugar y que estuviese a disposición de todos los trabajadores?

Si aún no lo tienes claro, vamos a enumerar alguno de los beneficios que aporta tener una biblioteca:

  • Nos permite una mejor racionalización y gestión del espacio.
  • Aprovechamos mejor los recursos. Por un lado, reducimos costes al evitar las adquisiciones duplicadas y al poder saber si hemos recibido todos los numeros de una revista a la que estamos suscritos. Por otro lado, ahorramos tiempo, ya que sabemos en todo momento los materiales que tenemos y dónde los podemos encontrar.
  • Los materiales bibliograficos están a disposición de más personas y por tanto se les puede sacar un mayor rendimiento.

¿Te has convencido ya de que a tu empresa le conviene tener una biblioteca? Pues vamos a ver que herramientas necesitamos y cómo lo hacemos.

Al final del post encontrareis una infografia con el resumen del post.

 

Sigue leyendo

7 aspectos claves en la preservacion documental

 

Como ya hemos comentado en otras ocasiones, la conservación en archivos y bibliotecas es un tema de vital importancia y que entraña bastantes dificultades, ya que por un lado debemos preservar dichos materiales y la información que contienen y, por otro lado, esos documentos deben ser accesibles y poder ser manipulados por los usuarios y trabajadores.

Otro problema es que los fondos están formados por distintos tipos de materiales (manuscritos, mapas, periódicos, estampas, micropeliculas, fotografías, vídeos, materiales de audio, etc.), cada uno de los cuales requiere un tratamiento distinto de prevención.

Sigue leyendo